*

97 años de Evolución – El Universal

Noé Cruz Serrano/Reportero Cartera
noe.cruz@eluniversal.com.mx

Desde la expropiación petrolera en marzo de 1938 a la fecha esta industria ha sido un elemento central del desarrollo económico de México. Hoy a 75 años del sueño de Lázaro Cárdenas EL UNIVERSAL hace una comparación de cifras de este importante sector.

De 1938 a julio del 2013, se han extraído del subsuelo en campos terrestres y marinos 39 mil 271 millones de barriles de petróleo crudo, equivalente a 2.3 veces Cantarell, el principal yacimiento que ha tenido nuestro país en su historia.

Ese volumen de extracción es mucho mayor a lo que actualmente tienen de reservas probadas de petróleo países como China (25 mil 585 millones); Qatar (25 mil 380 millones); Estados Unidos (20 mil 682 millones); o Brasil (13 mil 154 millones).

Únicamente entre 1993 y julio del 2013, la extracción de petróleo crudo sumo 21 mil 939 millones de barriles. Es decir, en 19 años, sacamos más petróleo que en 54 años atrás, por razones de la incorporación de Cantarell al ciclo productivo y por razones económicas.

De ese volumen, aproximadamente 11 mil 632.5 millones de barriles salieron del país vía exportaciones, lo que representa 53.0% de la extracción total en ese mismo periodo, lo que significa que 5 de cada 10 barriles producidos fueron a parar al exterior.

La extracción y comercialización (tanto en el mercado interno como internacional) de ese petróleo le significo a la económica mexicana en esos 19 años, ingresos del orden de 16 billones 578 mil 190 millones de pesos.

De esa cantidad, Pemex le ha reportado al erario público impuestos, derechos y aprovechamientos del orden de 9 billones 873 mil 647 millones de pesos, que representan 59.5% de sus ingresos totales
.

Es decir, entre 1993 y lo que va del año, la industria petrolera le ha entregado al fisco mil 381 millones de pesos diarios.

En términos laborales, la industria ha sido un dinámico generador de fuentes de trabajo: en 1938, la plantilla de personal de Pemex, durante la expropiación era de 17 mil 600 personas, hoy (junio de 2013) la plantilla suma 153 mil 233 trabajadores.

Actualmente, el gobierno federal trabaja en la aprobación de una reforma energética, que ha generado gran expectativa porque representa la participación de la iniciativa privada en un sector hasta ahora delegado en exclusividad al Estado.

El principal argumento para la reforma es que Pemex debe cambiar para adaptarse a la nueva realidad, porque hasta 2013 dependemos cada vez más del exterior: el 34% del consumo de gas, el 49% del consumo de gasolinas y el 35% del consumo de petroquímicos se cubren con importaciones.

Desde 2004 y hasta 2009 la producción de crudo cayo y se ha estancado y el país ha perdido la condición de exportador neto.

Las proyecciones oficiales revelan que con la reforma energética y un cambio al régimen fiscal de Pemex, México estaría en condiciones de extraer petróleo crudo de yacimientos convencionales, no convencionales y aguas profundas por un volumen total de 16 mil 393 millones de barriles en los próximo 11 años, lo que podría representar un aumento del 31.5% en relación con el mismo número de años anteriores y, sin duda, ingresos sustanciales para la economía mexicana, tomando en cuenta que los precios del hidrocarburo difícilmente van a bajar de 100 dólares por barril, una condición que hace atractivo extraer el mayor volumen de petróleo crudo de yacimientos en tierra o mar.