*

97 años de Evolución – El Universal

Es muy satisfactorio celebrar hoy un aniversario más de vida de “El Gran Diario de México”. Cumplimos 97 años al servicio de la sociedad mexicana, con la misma convicción con la que en 1916 lo fundara don Félix F. Palavicini. Igual de libres e independientes.

No ha sido fácil ocupar el sitio que hoy tenemos. Sin embargo hoy podemos decir con satisfacción que  EL UNIVERSAL es el diario emblemático del periodismo mexicano y el decano en la capital de nuestro país.

Nuestra consigna ha sido ver siempre hacia adelante, porque la sociedad a la que servimos no puede ni debe frenar su paso progresista. Aun cuando el país a veces frena su velocidad, lo hace con la finalidad de retomar el paso en una dirección más recta, más comprometida con el futuro.

En EL UNIVERSAL nos hemos hecho el propósito de ser más eficientes, de hacer más con menos, porque así lo demandan las circunstancias.

Nada será más satisfactorio que llegar dentro de tres años al centenario de vida de “El Gran Diario de México” en condiciones saludables, con una posición editorial de vanguardia, porque lograrlo repercutirá en beneficio de nuestras familias.

No podemos pasar por alto que la prensa escrita enfrenta serios problemas estructurales, incluso en los países más avanzados. Algunos diarios históricos han cerrado sus puertas, algunos más han sufrido severas restructuraciones. Se recortan los tirajes y se despiden empleados.

Nosotros no haremos eso, porque confiamos en el futuro de México, en la fortaleza de sus instituciones, pero sobre todo en la reciedumbre de sus trabajadores. Con todo, tenemos que hacer frente a situaciones difíciles, y lo haremos sin pagar costos que afecten nuestro futuro, el de ustedes y el de la empresa.

Seguiremos ofreciendo al público, a nuestros lectores y anunciantes, un diario digno de confianza por el profesionalismo con que trabajamos, a sabiendas de que así nos lo exige la sociedad.

Nuestra trayectoria es la mejor carta de presentación, que ahora nos obliga no sólo a mantener, sino a acrecentar, los niveles de calidad informativa que nos caracterizan, pero haciendo uso de las nuevas tecnologías, porque ya no hay diario respetable en el mundo que pueda limitarse a una sola versión.

Hoy, además del impreso, somos internet, audio, video, teléfonos inteligentes, tabletas electrónicas y redes sociales. Y estamos preparados para mantener nuestro liderazgo incluso en formatos todavía no inventados o apenas en desarrollo, porque de eso se alimentarán nuestros futuros lectores, los que aún no leen o los que apenas van a la escuela. Tal es el tamaño de nuestro reto.

Estamos comprometidos con el futuro, lo hemos construido con grandes sacrificios, razón suficiente para impulsarnos hacia tiempos más prometedores que los actuales.

 

interior_port1